domingo, 5 de junio de 2011

Lo inexorable del tiempo.

El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He aquí por qué se nos escapa el presente.

No hay comentarios: